Thursday, August 03, 2006

"estuve leyendo esas Cursileras viejas cartas"

Anoche revisando unos cds encontre todos los mails enviados ya sea por mi como por una ex pareja, personalmente en un principio pense que este seria el tipico ejercicio de pasar cuchilla por el corazon, pero lentamente al leer el contenido de esas palabras este se trasformo en comedia....

Ante mi pasaban palabras como los mas extraños epitetos como "princesa" o "mi dama" que sonaban a cursileria barata, a romanticismo pueblerino que realmente me recordo la gran cantidad de veces que uno dice esas cosas como para demostrar linguisticamente lo que siente por la pareja...y lo peor es que esos epitetos uno tiende a repetirlos de pareja en pareja, y ellas (o ellos sea el caso) reaccionan como si fuera primera vez que los escucharan, uff... parece que en palabras amorosas hay mas lugares comunes de lo que uno cree...

y lo peor de todo es que se que uno seguira diciendo estupideces como "eres la unica mujer ( u hombre sea el caso) que ha estado en mi vida" , que terminan siendo en algunos casos en verdades, pero en otras en cursilerias que solo buscan ayudar al romanticismo, cayendo en situaciones repetitivas y ridiculamente necesarias para la conquista... y porque caemos en eso???

Puede ser porque tendemos a repetir los actos que vemos en nuestros padres, puede ser que sea parte de los lugares comunes que tiene el amor o puede ser tambien porque uno cuando se enamora se pone tan estupido que recurre a estupideces como esas para probar lo que siente... la verdad no lo se y dudo que lo sepa alguna vez, de la misma manera se que las repetire y las escuchare ya sea en cartas como en canciones, en comerciales o en lecturas..porque parece que realmente todos las necesitamos.

edo

2 comments:

Ntra. Sra. del Caos said...

ocurre porque se escucha mucho arjona y poco sabina o ismael serrano..

esa es una hipotesis musical.

ocurre porque pueden ser las mismas frases con tesituras distintas,
o finalmente porque la creatividad esta en baja.
o porque tu metáfora perfecta es tan retorcida que quizas ni la dama ni el principe la entienden...
entonces si es que no tienes experiencias estadísticas evaluativas no puedes entender que desde que me dejaste me siento como el 3,9...
entonces vas y pones.. me destrozaste el corazon y parece una marraqueta vieja en un baul.


todo es finalmente parte de los misterios de la vida.
en ... fin.

Miguel Sandoval said...

Hipótesis literaria/ñoña teórica:

Memes. Aprendemos a referir a partir de "cauces de pensamiento" pre-defininidos. Decimos lo que ya se ha visto que se debe decir en esas circunstancias. Además, no se debe perder de vista el vlor de efectividad que adquieren esos lugares comunes. Escribimos lo que pensamos que va a causar un efecto en el lector. Y eso implica los códigos que ese lector maneja, que también son cursis.

Demostración de mi hipótesis? Bueno, alguna vez escribí en una cartita de aquellas: "Te amo porque eres mi única opción de no delimitarme, de abrirme y no estancarme" Y lo único que recibí fue un "qué quisiste decirme con eso, mi amor?"

Eso.